¿Para qué sirve la monitorización web?

Es muy normal que no sepas qué es eso de la ”monitorización web”. Y es que nos centramos en crear un site con imágenes de calidad, un buen diseño y con contenidos interesantes pero no somos conscientes de la necesidad de que todo esto esté siempre disponible.

La monitorización web consiste en observar la red de manera constante, buscando problemas causados por servidores sobrecargados y/o caídos, conexiones de red u otros dispositivos, con el fin de mantener la estabilidad de la web.

En la mayoría de los casos, las métricas de medición se basan en tiempo de respuesta, de funcionamiento y disponibilidad. Sin embargo, las métricas de consistencia y fiabilidad están empezando a imponerse como básicas para ayudar a detectar cualquier caída que el site pueda sufrir.

La percepción de fallos por parte del sistema de monitorización (por ejemplo, que una conexión no pueda establecerse) produce, en la mayoría de casos, una respuesta en forma de alarma. Esta alarma o alerta puede ser una llamada, un SMS o un e-mail para el administrador del sitio web en cuestión. En este caso, se puede activar un sistema que retira el servidor con problemas hasta ser reparado.

Caídas web

Una caída se produce cuando tu web deja de funcionar y, por lo tanto, los usuarios no pueden acceder a ella. Por ello, una monitorización se consigue a través de un sistema que busca constantemente cualquier fallo, y en caso de detectarlo te avisa.

Sin ir más lejos, el pasado mes de octubre de 2016 el gigante de internet sufrió una caída. Así es. Google falló ante las mofas de miles de usuarios de Twitter, que no dejaron pasar la oportunidad de reírse de la caída del sitio web más destacado del universo cibernético. YouTube, Gmail, Drive y Analytics fueron algunos de los sitios que se vieron afectados. Las plataformas con más tráfico de internet cayeron por un error informático hace menos de seis meses. Los errores 404 son más comunes de lo que creemos (hemos seleccionado los más originales, pincha aquí para verlos).

Alerta si tu web cae

Lo ideal es saber a cada segundo cómo está funcionando nuestro negocio, y no a cada 15 o 30 minutos ya que en ese período de tiempo puede haber pasado mucha gente. La monitorización rápida y eficaz se puede conseguir a través de un buen servicio. TurboMonitor, por ejemplo, monitoriza webs al segundo. Si tu web cae, recibirás una alerta inmediata a tu bandeja de correo electrónico, y podrás atajar cuanto antes el problema.

TurboMonitor envía un aviso al móvil mediante e-mail, acompañado de una captura de pantalla del error que presenta la web para que puedas solucionar cuanto antes el problema. 

Prueba gratis TurboMonito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *